Mandarinas rellenas

2 hojas de gelatina
4 mandarinas
80 g de azúcar
50 ml de agua
4 yemas
1 cucharadas sopera de Maicena
2 bolas de helado de vainilla



Remoja la gelatina en agua fría. Resérvala.

Corta la parte de encima de las mandarinas y resérvalas para decorar como un gorrito, al final.

Con una cuchara o un cuchillo saca el interior de las mandarinas intentando separar la parte líquida de la pulpa. La piel mantenla porque luego la utilizaremos.

La pulpa mézclala con el azúcar y el agua y la pones en el fuego hasta que hierva.


En otro bol mezclas las yemas con la Maicena y vas echando poco a poco el caldo de la mandarina. Lo pones también en el fuego para que espese un poco. Cuando lo tengas le añades la gelatina que habías reservado y remueves hasta que se disuelva.

Ahora mézclalo todo. Una vez se haya enfriado pones el helado y lo remueves para que todo obtenga una consistencia de pasta.

Con esta pasta rellenas el interior de las mandarinas que habías vaciado y le pones el sombrerito. Mételo en el congelador y lo sirves frío.


Comentarios

  1. esto tiene muy buena pinta y es fácil, este finde lo pruebo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

Masía Can Feliu, Rubí, Barcelona

Restaurante Santa Gula, Barcelona

Pluma de cerdo a la plancha