Mandarinas rellenas

2 hojas de gelatina
4 mandarinas
80 g de azúcar
50 ml de agua
4 yemas
1 cucharadas sopera de Maicena
2 bolas de helado de vainilla



Remoja la gelatina en agua fría. Resérvala.

Corta la parte de encima de las mandarinas y resérvalas para decorar como un gorrito, al final.

Con una cuchara o un cuchillo saca el interior de las mandarinas intentando separar la parte líquida de la pulpa. La piel mantenla porque luego la utilizaremos.

La pulpa mézclala con el azúcar y el agua y la pones en el fuego hasta que hierva.


En otro bol mezclas las yemas con la Maicena y vas echando poco a poco el caldo de la mandarina. Lo pones también en el fuego para que espese un poco. Cuando lo tengas le añades la gelatina que habías reservado y remueves hasta que se disuelva.

Ahora mézclalo todo. Una vez se haya enfriado pones el helado y lo remueves para que todo obtenga una consistencia de pasta.

Con esta pasta rellenas el interior de las mandarinas que habías vaciado y le pones el sombrerito. Mételo en el congelador y lo sirves frío.


Comentarios

  1. esto tiene muy buena pinta y es fácil, este finde lo pruebo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

Cassai Beach House, Colònia Sant Jordi, Mallorca

Masía Can Feliu, Rubí, Barcelona

Restaurante Santa Gula, Barcelona