Aceite de oliva



La última noticia que hemos leído sobre este producto nos informa de que el “extra-virgen puede reducir hasta un 66 por ciento el riesgo de padecer ciertos problemas circulatorios en las extremidades”. http://www.infosalus.com/actualidad/noticia-aceite-oliva-reduce-riesgo-problemas-circulatorios-extremidades-20140122093628.html

El aceite de oliva es el oro líquido. Una sustancia tremendamente beneficiosa para la salud en innumerables aspectos. En los últimos años los expertos no se han cansado de demostrar sus beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y un largo etcétera. Dicen incluso que tiene propiedades antiinflamatorias similares a las del Ibuprofeno.
No hay que perder de vista que el aceite es una grasa. Ojo. Que es muy bueno para la salud pero engorda mucho. Así que hay que tomarlo y luego levantarse de la silla y pasear o hacer algo de ejercicio para que, de cara a la salud, no sea contraproducente. 

Además, al ser un país productor, el aceite de oliva, para nosotros, es imprescindible en nuestros platos. ¿Alguien se imagina nuestra alimentación sin él? En la web de Marca España nos cuenta que el 5% de las empresas agroalimentarias españolas se dedican a este producto que ocupa un 14% del suelo agrario español (300 millones de olivos). Es Andalucía la comunidad en la que más se produce (un 83% del español y un 32% del mundial).

El consumidor recibe esta información y su conclusión es: voy a comprar aceite de oliva que es bueno para la salud y encima ayuda a la economía. Pero ¿qué pasa entonces?

-          El consumidor no compra aceite virgen o extra virgen. Compra aceite de oliva refinado. En España este es el que se consume en un 41% de los casos (en 2103 cayó un 10% mientras que el de girasol aumentó un 3,6%). El virgen está muy por debajo. Mirad este cuadro de 2011 que presentó el ICEX:



-          Y, en segundo lugar, el consumidor consume, sobre todo, marcas blancas. Estas marcas suponen un 65% de las ventas y no siempre se elaboran con aceite español. Por ejemplo Mercadona. Hemos visto en algunas webs que envasa aquí pero el producto es de Marruecos. ¿Será verdad? En cambio Carrefur vende aceite de aquí.

Así todo, hay que recordar al consumidor de a pie que, además de que el bueno para la salud es el virgen, el bueno para la economía es el nuestro. 

Así que, ¡ojo! que no nos den gato por liebre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cassai Beach House, Colònia Sant Jordi, Mallorca

Restaurante Mextizo, Barcelona

Restaurante Santa Gula, Barcelona